Nunca es tarde para aprender y cambiar

Nunca es tarde para aprender y cambiar

El pasado miércoles 8 de marzo con motivo del Día de la Mujer con personal de la Dirección Provincial de Salud Santiago en mi conferencia “Sé la Protagonista de tu propia Historia”, donde les hablaba sobre la lealtad femenina y la necesidad de nosotras las mujeres de cuidarnos y considerarnos unas a otras.

Me encantó participarán y compartieran sus experiencias y sus historias.

Catalina Núñez nos confesó que su “niño” de 30 años se casa en diciembre, y que sólo ella sabe prepararle un Mangú como a él le gusta, nunca ha comido plátano que no sea hecho Mangú. Que ella le sirve hasta el cereal. Y que ya ella había hablado con su nuera y la madre para que estuvieran claras, que si ella no le garantizaba que lo prepararía igual que ella no habrá boda. Sin embargo, que escuchando la conferencia ella tomó la la decisión de esa noche enseñarle a su hijo el truco del Mangú, que no era justo cargar a su nuera con eso, que se lo hiciera cuando y como ella quisiera, pero no como una obligación.

Que muchas veces somos injustas las unas con las otras, que en vez de ayudarnos nos cargamos. Que se llevaba de la conferencia ver a las demás mujeres con más respeto y conciencia.

Catalina nos dijo con su alegria, “Nunca es tarde para aprender y cambiar”.

Gracias Catalina por compartir.